Lo que más me gusta es salir corriendo

Blog trepidante

Mitos (Trilogía de lo absurdo) – Pablo García

with one comment

Hubo un tiempo en que el pasatiempo habitual para ocupar los ratos de ocio era la lectura, dicho periodo coincidió, por desgracia, con el mismo en que un libro era un objeto de lujo para la mayor parte de la población. La humana necesidad de ficción y la escasa disponibilidad encontrarían  su punto de encuentro en el pulp, un contenedor barato y fácilmente intercambiable de diversos géneros que encontraría su apogeo en la Norteamérica de primera mitad del siglo veinte.

El pulp ejercería las funciones que hoy en dia cumplen las series (las series pueden considerarse su evolución natural), servir de entretenimiento popular y de desarrollo para géneros de diverso tipo. En el pulp cabía el género policíaco, pero también la ciencia ficción más o menos ortodoxa, las novelas bélicas y también las psicalípticas.

Pese a su carácter popular y diverso conviene no menospreciarlo, autores como Bukowski, Bradbury, Hammett, E. Howard o Chandler emplearían el formato en algún momento de sus carreras (Kilgore Trout era un autor pulp). Rastrear su influencia en la cultura popular norteamericano tampoco supone ningún reto, ejemplos claros de homenajes los encontramos en Pulp Fiction, pero también en el cine negro de los Coen o en muchos de los novelistas contemporáneos. Gran cantidad de generadores de cultura actual en diversos géneros, desde el policíaco a la ciencia ficción se educaron entre novelas de papel barato.
safe_image

¿Que pone de acuerdo esta heterogeneidad de autores y géneros?, Fernando Savater lo resume así: una ficción que se centra en la acción en si misma, sin preocuparse por los resortes que la desencadenan, predominando la acción pura, con el qué y el cómo imponiéndose sobre el porqué y con una predominancia la narración ágil y vibrante sobre la introspección proustiana.

Caronte, protagonista de la novela que nos ocupa, supone un homenaje en toda regla al pulp tal como Savater lo define. Es un tipo de acción que como el sr. Lobo se dedica a solucionar entuertos que encontrarían complicada solución a través de los los cauces oficiales, una actividad que le ha llevado a ver mucho y donde solo se sobrevive callando aún más.

Sobre la sombría e intrigante presencia de este personaje, de indisimuladas referencias mitológicas que el lector haría bien en no dejar pasar, el autor emplea el armazon de la novela negra para proyectarse y, desde el respeto a los principios del pulp, coquetear sin disimulo con el humor negro, la paradoja chestertoniana o la satira de Swift.

El lacónico Caronte se sitúa en el centro de una trama por donde desfilan personajes difícilmente calificables como inocentes y dónde todo se irá resolviendo de la manera en que los asuntos turbios suelen desenredarse, la que nadie espera.

Caronte supone un debut poderoso en un panorama nunca sobrado de sorpresas, un buen libro de entretenimiento (y algo más) pero, sobre todo, una carta de presentación que deja entrever el potencial de un autor que tiene mucho por contar.
Puedes hacerte con tu ejemplar aqui

Anuncios

Written by Anónimo

junio 18, 2018 at 10:25 pm

Ajedrez para un detective novato – Juan Soto Ivars

leave a comment »

Afirma Alberto Olmos que Soto Ivars es un genio. No dudo a priori de los juicios de Olmos y al menos le recuerdo a Soto Ivars algún momento épico como el cebrianazo de despedida de El país que cualquiera firmaría de tener los arrestos (o la inconsciencia). Para cubrir el vacío miserable sobre su genialidad me dispongo a leer uno de sus últimos libros, premiado además con el prestigioso Ateneo Joven De Sevilla.

El protagonista, el detective, es un huérfano abandonado en un orfanato (tópico) que tras varios juegos de palabras chuscos y algún párrafo sonrojante acaba trabajando de negro (tópico) para un escritor de misterio, comienzo trepidante que nos sirve para despacharnos más tópicos sobre el mercado literario (“tus novelas gustan a la gente, la gente come mierda si ve a otra gente comiendo mierda”), entreverados con algún chascarrillo ingenioso y alguna frase empalagosa (“El viento de aquella noche de la infancia en que mi intuición resonó por primera vez, ¿dónde habría ido?”).

Su éxito como autor de misterio llamará la atención de un detective que lo acoge como aprendiz, hay mas chispas chuscas (si te mira, te convierte la picha en piedra) y tópicos adolescentes (la lolita ninfomana), descripciones del todo a cien (una madura con más caucho que un neumático del Paris Dakar) y otra ración de…. si, de tópicos, ¿les suena de algo el personaje del detective disparatado?, es una idea nueva.

La cosa, para que engañarnos, es muy triste. Superado el primer tercio de la novela parece que el autor se da cuenta de que lo que hace está muy visto recabando en que lo que lleva hasta ahora ya lo ha hecho Mendoza considerablemente mejor en las primeras entregas, o puede que simplemente se aburra, así que en esa disyuntiva opta por elevar la apuesta. Entran en escena prótesis biónicas, ninjas, mutantes sin que uno le encuentre mucho sentido a estos estramboticos aderezos mas allá que el propósito de rizar el rizo y de que digamos, que tipo, que ocurrencias mas disparatadas, que ocurrencias mas originales. Si, ese es el nivel. En ese punto ya lo vas leyendo como quien deja puesta una telenovela venezolana de los 80, para enumerar las cafradas y ver los cables, pero para que negarlo, es un escrito adolescente sin gracia y se atraganta bastante.
9788498779639
Al final uno o bien lo concluye de tener paciencia (el segundo tercio es duro) o bien lo abandona sin mucho temor de perderse mucho, la cosa ha mutando de un mal imitador de Mendoza a otro cutre imitador Ibañez y el pretendido desbarre no tiene ni un pase, ni se deja leer, ni interesa, ni entretiene, ni por supuesto, cumple con las aspiraciones humorísticas si uno no se descojona con el caca culo pedo pis. Es más, resulta molesto. Es ese tipo que se cree gracioso en su circulo de amigos porque son muy tontos y le ríen las gracias pero que fuera de sus dominios se encuentra con que en realidad es un cafre y que por mas que insista e intente colarte chistes chuscos no tiene ni puta gracia, en algún punto me recordó a aquel programa rancio donde una cuadrilla de humoristas de segunda tenían que hacer reír a un concursante y comenzaban con chistes malos para terminar con muecas desesperadas. Incluso en algún requiebro me da por pensar que el autor es consciente de estar fabricando un ñordete gordo pero que oye, ya le han dado el premio y hay que cumplir (“hay tios que pierden la gracia buscandola”, le dice la novia ninfomana al prota ignoro si en un guiño al sufridor paciente).

Así las cosas uno siente conmiseración por los miembros del Jurado de tan noble premio (el Ateneo Joven de Sevilla), o al menos, por quienes hayan tenido que leerse las obras no premiadas que, aquí es un suponer, son peores que este engendro y no puede sino acordarse de Olmos y concluir que el tipo puede ser un genio en el trato personal, en la conversación o en la cama (vete tu a saber), en las tertulias es normalito y en lo literario apesta bastante.

Written by Anónimo

mayo 30, 2018 at 9:50 pm

Payaso busca circo

leave a comment »

La tragicomedia catalana sigue derivando a una ficción radiada por Miguel Gila. Uno se imagina a Rajoy y Puigdemont retandose en plan: para eso del dialogo hemos enviado a un tarado de agarrate y no te menees, y el otro respondiendo, vaya que contrariedad, pues nosotros habiamos enviado a uno normal, pero si es asi vamos a ver si  tenemos uno mas tonto aun.El elegido ahora es Quim Torrá, que, aparte de declararse hermano del alma de Sostres (lo cual no seria ya poca cosa), ha dejado en poco tiempo su impronta. Solo el viernes dijo que lo de cataluña era una catastrofe humanitaria. Si, juega en una división diferente de estupidez, si algo le faltaba a este circo chusco eran payasos.

Con Torrá llegaron sus twits polemicos. En un primer momento uno podia otorgarle el beneficio de la duda, un politico en twitter es como una madre con wasap, nunca sabes que va a salir de ahi, pero  los conocedores del personaje advertian que la cosa era sustancialmente peor. Efectivamente, asi era. En articulos y colaboraciones varias firmadas o participadas por Torrá encontramos un compendio del supremacismo catalan, ya saben, diferencias genéticas, raciales (nosotros somos blancos llega a decir, ellos africanos), ADN, civilizaciones superiores, etcetc. Ninguna novedad si hacemos memoria, es el mismo discurso del padrone Pujol (los hombres andaluces son desordenados y caoticos….)

Solo invertir el orden generaria mucho ruido, imaginemos un politico español hablando de la raza catalana como inferior, desorganizada, desbalazada o corrupta como consecuencia de una naturaleza degenerada que explicarian su victimismo y su complejo de inferioridad. Un periodista lo hizo y la respuesta airada no se hizo esperar. Es normal, porque seria una memez. Pero bastaria cambiar español por, digamos por ejemplo, judio, para que una luz roja se encenciera en despachos presidenciales de medio mundo. El discurso de Torrá es abierta e indisimuladamente racista, discriminatorio, ofensivo y sobra decir que falaz (es posible que tambien delito) Torrá es un mermado racista hijo de la gran puta (y devoto católico) que no debiera estar admitido en ningún de representación pública pero que paradojicamente representa a una civilizacion superior en terminos democraticos y de tolerancia sin que nadie se haya quejado al respecto.

Dicha condición tampoco parece inquietar en demasia a los medios progresistas de el pais. Solivianta a las grandes cabeceras más lo poco probable de un proceso dialogado que sus derivas xenofobas. Los medios autodenominados progresistas en cambio pasan bastante de puntillas, dedicandole algun articulillo perdido como si el tema fuese una chiquillada menor, o pecadillos de juventud. Los mismos que buceaban en los foros de la policia (rancios por definición) para buscar miembros del orden con tendencias fachillas recreandose en el asunto miran para otro lado cuando el asunto te muerde.

1200_1520500878_quim_torra_foto_adria_costa_07032018-_acr9940008-e1526022790377

Homo Supremus Catalufus

La cuestión se plantea de manera inmediata, ¿es admisible este tipo de politicos reaccionarios si su objeto de odio es el cojunto del estado (y la mitad de la población que les paga el jornal?) Parece ser que si. Uno puede decir que los españoles pertenecen a una raza inferior y que esta devaluada condición biológica está detrás de una variada colección de comportamientos cerriles y no ocurre nada, no se transgreden los limites cada vez más constringentes de la correccion politica. Los opinadores progresistas en nomina encuentran material para despachar al fascista de salon. No da para paja, parecen decir. Defendian que el PP necesitaba a ETA como balon de oxigeno para mantenerse en el poder pero parecen ajenos a la constatacion de que necesitan a Mariano Rajoy y su ejercito de tarados mongolos para producir sus mierdas recicladas.

Sin embargo el racismo, la discriminación, los discursos xenofobos, los generadores de odio, son igual de indeseables sea cual sea el objeto de sus iras. No son disculpables en ningún grado, en ninguna situación, en ningún contexto, quienes callan o miran para otro lado carecen de la legtitimidad para denunciar similares comportamientos en sus “enemigos”. Torrás es un elemento indesable que representa el movimiento repulsivo que está detras del independentismo. No va a haber ningún tipo de dialogo pero es que nadie en su sano juicio debiera aceptarlo como representante ni interlocutor. No hay tal cosa como el facha bueno.

Written by Anónimo

mayo 17, 2018 at 9:43 pm

El monopolio de la mentira

leave a comment »

El mítico discurso de Unamuno frente el atrabiliario Millan Astray (o lo que quedaba de él) fue más falso que un euro de madera. No existió. Fue reconstruido desde el exilio y funcionó imagino porque encajaba a la perfección en los personajes, incluida la pudorosa doña Carmen precollares. Si alguien era capaz de liarse la manta a la cabeza con ese estilazo, esa oratoria y ese impetu suicida era Don Miguel. Solo que no lo hizo. La cosa fue un vulgar intercambio de improperios que poca impresión causó en sus participantes, pues al menos Unamuno no modificó sus rígidas costumbres ese día y hubiera pasado desapercibido de no ser por esa magnifica labor de guion.

Hablamos de un episodio magnificado del que hasta no hace muchas décadas quedaban testigos vivos (incluso se estaba radiando) que fue ficcionado (como la adhesión inicial de Unamuno al golpe silenciada por convenientes razones). No es un hecho aislado. Este verano nos han castigado con películas laudatorias a Churchill donde aparecieran varios episodios falseados (algo habitual en una película por otro lado). Churchill es un historia creada con patas. Un tipo bastante mediocre y bastante casta (descendiente de bastardo real) al que estaban a punto de dar la patada y al que se le debe entre otras cosas un alargamiento innecesario del conflicto pues al parecer que rusos y alemanes se mataran entre ellos a millares le resultaba conveniente. Tampoco se menciona que es uno de los padres de la guerra fría, esa guerra que estuvo a mandar a la humanidad al carajo. Bien por Churchill.

O Guevara, que sigue siendo modelo para la juventud revolucionaria, también era mentira desde su curriculum. Existe duda razonable sobre si completó o no su titulación médica al menos no existe un expediente en la universidad donde curso sus estudios, en cambio si que existen testimonios acerca de lo poco confiable de su pericia galena. Al margen de ello, pese a ser un profeta de la libertad y la lucha contra la opresión, es uno de los padres (bueno, tampoco parecía pintar mucho) de una dictadura que ha sobrevivido a su fundador. Si pretendía liberar al mundo, los resultados fueron discretos.
prensa-y-mentiras-juancabrera-flickr
Son varios ejemplos, en realidad casos de historia falseada, adaptada, ficcionada o manipulada hay para llenar libros. Libros que ya han sido escritos pero que rara vez consiguen cambiar el peso de la mentira sobre el gran publico.

Esto viene al pelo por esta preocupación desmedida por las fake news. No hay practicamente día que la prensa tradicional no nos alerta en sus cabeceras acerca de misteriosos grupos de hackers rusos que tratan desestabilizar occidente con una batería interminables de noticias falsas. Los mismos medios que se vanaglorian de haber tumbado gobiernos en el pasado. Que omiten noticias feas asociadas a sus anunciantes. Que destacan encuestas manipuladas. que informan desde una ideología y hacia una ideología. Que crean editoriales con opiniones en linea con lo que se mueve en la calle no sea que.

Y no se puede concluir otra cosa que no es la falsedad de las noticias lo que esta en juego porque nunca lo he estado, que ni siquiera preocupa un cojon de pato. Lo único que esta en juego es el monoponio de la mentira.

Written by Anónimo

mayo 8, 2018 at 10:08 pm

Wolfpack

leave a comment »

La prensa internacional se ha hecho eco de la sentencia de la manada. La semana lo hizo una avalancha de nieve en un aparcamiento en Rusia. El concepto repercusión internacional parece revisable. Además en el caso de España vamos a varias manifestaciones por semana, basta con que la semana flojee o no se quiera hablar de algún tema espinoso como para que un asunto doméstico de el salto a la escena internacional.

Lo llamativo no debería ser la absolución de violación (si, en algunos medios se ha dado como que han sido declarados inocentes), sino el grado de conocimiento de Derecho Penal del ciudadano español, muy superior al europeo. En un momento los expertos en interpretación han aflorado como florecillas en primavera aunque se debe sospechar de tal grado de conocimiento acelerado, porque deja lagunas importantes.
Por ejemplo, esta la presunción de inocencia, de la que estos mozalbetes no han disfrutado desde el momento en que se efectúa la denuncia. También que en Penal la carga de la prueba recae sobre el denunciante (algo útil para evitar los falsos testimonios) o que en caso de duda, se absuelve al reo (in dubio pro reo).

Que mas da, en dos patadas el ciudadano español es capaz de enmendarle la plana a un juez, que puede dar considerado el tiempo dedicado al estudio de la oposición como malgastado, mejor le hubiera ido dedicándolo al mus y las cañas. Mañana tal vez aconsejemos a un ingeniero sobre el tipo de hormigón a emplear en un puente, o al cirujano como rebanar mejor los higadillos de un paciente.

Si solo hacemos caso a los profesionales, encontramos, al menos razonados, diversidad de interpretaciones, en lo que coinciden la mayoría es que la condena es irreprochable desde el punto de vista del derecho. Por supuesto existe una cosa que se llama recurso a la que se puede acudir cuando uno no esta de acuerdo con un fallo y si la cosa es asunto de las leyes, entonces se puede votar a políticos que cambien las leyes. Eso son los conductos normales de un país desarrollado. Tampoco hay que echarse a la calle por todo, aunque haga un tiempo majo.
wolfpack

Dejando el vídeo, prueba principal y que nadie ha visto aparte de los participantes en el proceso y amigos de la manada, se puede reducir el asunto testimonio contra testimonio. El de la acusada es fragmentado, presenta contradicciones y lagunas importantes. El de los acusados, pese a ser varios y previsiblemente desafiados no. Eso en otro clima la duda hubiera significado la absolución, pero en las circunstancias actuales se ha optado por una pena intermedia en función de lo irrebatible, se produjo un episodio de abuso sexual pero no se puede conocer el grado de violencia que lo antecede y esa es la opción por que la que ha optado. El camino del medio.

La decisión salomónica no ha satisfecho a nadie, como era de esperar. Nadie (ni juristas ni no) han tenido acceso a pruebas, testimonios o el proceso, pero todos están de acuerdo en recelar de quienes con conocimientos técnicos y experiencia, los jueces, si que han tenido acceso a todo el material relevante. Que puta idea van a tener ellos. De ahí las manifestaciones. Justicia machista y demás. Que una de los jueces fuese mujer es asunto menor, que las mujeres en la judicatura sean mayoría tampoco.

El asunto queda vivo y tendrá largo recorrido, al menos hasta que aburra al personal. Sospecho que ninguna solución llegara a poner de acuerdo a la mayoría. Ni emitiendo el video en prime, un detalle hacia el respetable tras las horas de atención mediática que se le ha dedicado y no menos de tertulias familiares, lo habría. Es posible que estemos ante una violación en toda regla (aunque mi impresión es que no es lo mismo a que un tipo asalte a una mujer con un cuchillo y la viole) pero también que se este condenando a una panda de tipos repulsivos y repugnantes (eso esta fuera de valoraciones) por un clima y un testimonio poco consistente. También es posible que en realidad nada de eso le importe a los diferentes colectivos implicados.

Written by Anónimo

mayo 8, 2018 at 10:00 pm

Adios Cris

leave a comment »

La imagen imborrable de Cifuentes vestida de prada robando unas cremas nos hace el contraste con la de hace unos días, cuando suficiente exhibía sonrisa soberbia para anunciar que del castillo no la apeaba nadie. Todo lo que le ha sucedido se lo ha buscado, conseguir un master fraudulento o apañarse unas cremas (entre otras de mayor gravedad que no se han explorado) son crímenes de los que es culpable. Ademas ha pecado de idiota, pudo haber sido lo suficientemente lista como para leer la situación y haber buscado una salida discreta, pero digna. Ahora no le queda ni dignidad.

El vídeo es el capitulo siguiente a su anuncio de denunciar las irregularidades causadas por su predecesora Aguirre en el sumidero de dinero publico que fue (y es) la bizarra ciudad de la justicia. Le han dado el tiro de gracia antes de que se volviera loca de más y causara mas estropicio a través de una de las criaturas al servicio del entorno de Aguirre. No hay otra lectura. Se ha jugado un ordago sabiendo que los cerdos estaban en otras manos, estupidez o suicidio.
cifuentes-escandalo-cremas208-klmc-u501724138474jyd-624x385el20comercio
Ese es el drama de esta historia, al menos el que me impide recrearme con el chute de Schadenfreude cañi. Cifuentes no ha caído por la justicia, la ética, la moral o la decencia, en definitiva, porque el sistema funcione minimamente bien. Cifuentes ha sido ajusticiada, nos ha sido ofrecida al populacho como el gendarme del guiñol, para que nos recreemos en los cachiporrazos y aplaudamos mientras no reparamos en quien ha metido la mano por el culo a las marionetas. Lo único nuevo es que ya ni si quiera les incomoda que veamos los hilos.

Cae Cifuentes, y es justo alegrarse, pero el panorama no es más limpio y podemos tener la certeza de que seguimos a oscuras.

Written by Anónimo

abril 26, 2018 at 10:21 pm

Entrevista con el Loco

leave a comment »

Entrevistar a Loquillo debe ser una tarea cansina. Como otros muchos artistas que pasan demasiado tiempo con su personaje, hace tiempo que José Maria Sanz y el personaje de Loquillo se fusionaron en una entidad única y preparar una entrevista debe ser como jugar a las adivinanzas pero sin intriga, ya veras como aquí dice esto, ya veras como aquí lo otro. Loquillo delante de una cámara es un bot, o algo muy parecido.

Eso es en lo que pensaba cuando veía su entrevista en la sexta con el simpar Iñaqui López (ese tipo que parece un cuñado de izquierdas en el cuerpo de jaimito borromeo). Loquillo admitió que es él mismo en un escenario, y me temo que decía la verdad. Fuera adquiere consciencia de su envergadura (hace tiempo que no es solo alto) y se vuelve torpe y lento, tanto en el lenguaje corporal como el el verbal. Su replicas rara vez son ágiles o frescas o simplemente capaces de aguantar el ritmo del entrevistador. Con frecuencia debe recurrir a la frase hecha, al gesto o directamente al exabrupto para dar cuerpo a sus respuestas. Sin una canción en la boca tiene dificultades para darle fuerza a un mensaje.

Loquillo es el tipo grandote de limitadas luces que ofrece su protección en la escuela a cambio de que le dejes copiar los deberes, aunque la protección sea de si mismo, el mismo que ganada la confianza te pide con cierta vergüenza que le expliques varias veces como se despeja una x en un ecuación, y que una vez te considera afín es leal hasta lo indecible. Gracias a una coyuntura favorable (o la insistencia) Loquillo acabó en la música cuando lo mas normal es que lo hubiera hecho trabajando en el puerto o en la delincuencia.

Eso si, (y dice bastante de él), es consciente de sus limitaciones y quien sabe que no sabe, ya sabe algo. Tiene pinta de ser un tipo de pocas ideas, pero constantes, firmes y bien administradas lo que no es poco. Entre ellas, no se si desde el inicio o tras algún batacazo, que con Sabino (o Sopeña) es una cosa y sin ellos es otra, es la diferencia de El rompeolas a Quiero acariciar el Rock and roll. Solo así y partiendo de sus pocos activos como cantante, músico o letrista ha llegado ser el superviviente de una época representando el rock adulto en españa en lugar de haber acabado en un crucero vergonzante siendo una caricatura de si mismo interpretando hasta la saciedad que quiere un camión para ser feliz.

Entre el guión y el corset del personaje Loquillo dejó algún apunte interesante. Uno es la indignación (no diga indignación diga cabreo) generacional respecto al hecho de que Cifuentes sea coetánea. Decimos Cifuentes pero en realidad es la misma generación de Granados u otros tantos, Loquillo expresaba su moscatel por que ya no se habla de gente del franquismo (que por edad deben andar en la edad de que todo se la sople o cerca), sino generaciones ya criadas en la transición. Es cierto, aunque a medias, no veo a Cifuentes corriendo ante los grises, ni especialmente preocupada por el legado fraquista, pero es otra historia.
685040-600-338
Asi mismo y por hablar de las polémicas generadas, afirmó que se la soplaba lo que le sucediese a Valtonic o Hassel. De nuevo tiene razón. La ley mordaza es una ley idiota, pero está en vigor. Si uno la vulnera sabe a que se expone, lo que es un comportamiento infantil es quebrantar una ley y después hacerse el sorprendido, por más que fastidie, cuando uno vulnera una ley lo mínimo que puede hacer es estar dispuesto a aceptar las consecuencias (y aprovecharlas, como dejó caer).

También tuvo palabras contra los independentistas de quienes afirmó que quien llama facha a Serrat no ha visto un facha en su vida, algo palmario, sin que podamos decir que Loquillo haya conocido muchos tampoco, al menos en el sentido estricto de la palabra, franquistas puede que muchos, fachas en realidad no hubo muchos y ni fueron muy duraderos aunque eso puede ser otra historia.

Así promocionó el amigo Loquillo su enésimo recopilatorio (es posible que haya cobrado hasta 10 veces por alguna de sus canciones en sus diferentes ediciones) lo que confirma que aunque se haya mudado a San Sebastian el espíritu fenicio mediterráneo permanece inalterado. Al día siguiente la prensa “progresista”, curiosamente alguna en las mismas manos que la cadena que le entrevistó o muy parecidas entrecomillaba sus declaraciones para caricaturizar aún más al personaje como reaccionario o rancio. Por suerte ese mismo día Soto Ivars nos daba la frase diagnóstico de España en la actualidad (me temo que no solo actual), No trates de enseñar a pensar a un burro, perderás el tiempo y cabrearás al burro.

Written by Anónimo

abril 26, 2018 at 10:11 pm