Lo que más me gusta es salir corriendo

Blog trepidante

Juego de tronos para quienes no quieren ver Juego de tronos

leave a comment »

La enrevesada historia basada en los siete reinos comienza con una expedición de la guardia de la noche siendo congelada de un soplido por unos misteriosos seres que vienen del frío y que comen niños, los frigozombies. A continuación conocemos a la familia Stark, una especie de tribu de los Brady norteña, comandada por el padre de familia, Ned, un tipo rudo, de poca sensibilidad y poco dado a las sutilezas. Bruto si, pero de buen fondo, noblote que se dice. El buen hombre es el señor del norte. Le va bien con los negocios o no tiene tele porque ha engendrado 5 críos, un bastardo y tiene a otro zagal que esta criando a modo de secuestro express.

Un día encuentran unos perrillos lobos, pero como son de posibles en lugar de echarlos al río reparte uno a cada hijo. Sin embargo es mala señal, los lobos son el cangrejo tigre del enfriamiento global, son una especie invasora que les comunica que el clima esta cambiando. Primer problema. Se avecina el invierno, dice, y va a ser largo. Primero, la longitud de los inviernos es variable, como no soy astrofísico desconozco en que tipo de planeta eso es factible, pero es peor, ellos tampoco, ni siquiera saben a ciencia cierta cuanto durara ni cuan frío sera, los mayas predecían eclipses y estos tipos no saben ni cuanto durara el próximo invierno, cuestión fundamental puesto que no tienen un Alcampo cerca para ir a comprar provisiones en caso de necesidad.

El rey supremo envía un wasap a Ned. Va de visita al norte. Entra en escena Robert Baratheon , rey de los siete reinos entre otros titulos. Ned y Robert eran amiguetes de chavales, no se sabe si hacían buddysex (se sacudían la sardina el uno al otro), pero parece que no. Robert añora a Ned, juntos destronaron al rey anterior que era un tirano que estaba todo loco, y desde entonces todo ha sido poner kilos, beber a lo bestia y follarse a todas las putas del reino. Que pena me da Robert. Lo que sufre es una crisis de la mediana edad en toda regla, pero no hay Harleys en el reino y como es el rey quiere a su colega al lado para ir de farra sin reparar en que sus años mozos ya pasaron y que Ned sentó cabeza.

La relación rey y reina es como la de todos los reyes, Juan Carlos y Sofia sin ir mas lejos, siguen juntos por las apariencias, por el que dirán, nada más, pero ambos se alivian por separado. En el caso de Baratheon no queda claro si la reina lo desprecia por gordo, borracho o putero (siguen los paralelismos con los borbones), lo que esta claro es que no da la talla como amante frente a…. su cuñado. Y es que la reina y su hermano gemelo llevan haciendo cosas que no deberían hacer desde que descubrieron las cosquillas debajo del ombligo. Lo que es peor, es posible que los hijos de Baratheon no sean suyos. Conviene hacer un inciso, como el rollo incestuoso se repetirá, hermanas y primas del autor deberían enarcar la ceja, George, aquí hay algo no resuelto, ¿quieres contarnos algo?.

Durante un aparte placentero uno de los chicos de Stark, al que le gusta trepar como una ardilla, descubre el pastel. El hermano de la reina le invita a comprobar sus habilidades de vuelo. No las tiene, queda tullido. Al final todos se dirigen a la capital del reino, Ned y las hijas. La mujer y los hijos se quedan en el norte a cargo de la hacienda.

Pronto se evidencia que Ned es como Revilla, gente sanota del norte, cuando van a madrid se pierden. La reina termina hartándose del rey y se lo consigue quitar de encima (literalmente) aprovechando su desmesura en el consumo del alcohol y haciéndolo pasar por accidente. Su hijo sube al trono y Ned acaba siendo victima de su torpeza diplomática y la ciencia, no, los seres humanos no viven mucho cuando separamos cabeza y cuerpo.

Mas o menos así termina el comienzo. Ah bueno, nos hemos dejado a Daneyris y su hermano. Ambos son descendientes del rey loco que se cargaron los colegas Ned y Robert y claro, no les pueden quitar la legítima. Pero carecen de ejércitos para reclamar el trono por las bravas porque por las buenas, claro, no se lo van a devolver. El hermano decide vender la hermana a unos mercheros a cambio de que estos le presten su fuerza bruta. Como cualquiera que tiene tratos con los mercheros conoce la cosa termina mal. Winter is coming y Los negocios con mercheros son malos negocios aquí y en Poniente. A la chica se la queda el patriarca y al hermano le dan boleto, sin embargo y cuando la muchacha ya se ve de nómada vendiendo lencería en mercados una mala pasada con la guija la deja sin el muchacho que había concebido, sin el patriarca, expulsada de la tribu pero, detalle importante, con unos dragoncillos que le regalaron para la boda. Los regalos de las bodas gitanas carecen de mesura.

La cosa se complica cuando se descubre que es posible que el nuevo rey no sea descendiente de quien se supone que es, esto es, su padre. No es un Baratheon y ahí encontramos la primera diferencia entre Robert y Juan Carlos, el primero dejó hermanos vivos. Concretamente dos, uno es popular, carismático y un poco gayer, pero es el menor. El otro es oscuro y poco popular, pero tiene una bruja que no duda en utilizar para cargarse al hermano simpático.
stark_initiative-i14138561734214138520x20w520m1
Otras casas entran en juego para casar al rey y acercarse al poder y por el norte el mayor de los Starks decide que no esta contento en como han pagado los servicios de su padre.
Este es el motivo de que se llame juego de tronos. Varias casas luchan por el trono en una guerra civil que se llama de los 5 reyes. A veces pelean y a veces conspiran y a veces se matan entre ellos entre justa y justa. Luego en el este esta la muchacha a la que le van creciendo los dragones y las poblaciones del norte que llevan mal el convivir con espectros de la noche. Son fríos en el trato, se quejan. Quitando los dragones la cosa no es muy diferente a como se las gastaban Sanchos, Urracas, Ramiros, Alfonsos y demás en la edad media castellana, bueno si, es más suave.

Por abreviar un poco, todos fracasan a la hora de destronar a la reina madre. El Baratheon lo pierde todo en el agua, el resto van cayendo gracias a las artes conspiratorias de la reina que en cambio y por el camino va perdiendo a los hijos que, de todos modos, eran una abominación de la naturaleza, esto es, mucho juego de Tronos, pero nunca cambia de manos aunque se suceden peripecias y jolgorios varios. Para ser honestos, todo parece una argucia para dar tiempo a que crezcan los dragones en el este y se lie la de dios es cristo. Eso es lo que sucede, estos pasan de ser unas entrañables criaturitas para ser unos putos monstruos de buen comer que igual comen ovejas que personas.

Con el tercer volumen/temporada y la victoria de la reina madre (y mala) concluye lo que conceptualmente se puede llamar juego de tronos y se abre una nueva etapa donde todo pasara a ser una lucha es entre la reina y la chica de los dragones todo ello bajo la amenaza de los frigozombies. Para entonces han caído los hermanos Baratheon, el primogénito de Robert, el de los Stark y el resto anda desperdigado, puro MacGuffin? Tal vez. Comienza la canción de hielo y fuego.

Volvemos a hacer un alto en el camino. El tema central de Juego de tronos podría ser lo corrosivo de la ambición desmedida por el poder (el poder corrompe ya estaba cogido), de hecho, el desenlace apunta a esa dirección, y varias reflexiones que van dejando personajes no siempre principales apuntan por a lo mismo, la mejor de todos los libros tal vez sea reflexión de Jorah Mormont cuando dice que a la gente normal lo que le interesa no es quien se sienta en el trono, sino saber si tendrán para comer el día siguiente. ¿Cual es la paradoja?, que al propio autor rara vez le interesa lo que le sucede a la gente normal.

Volvamos al lío. La ascensión en el este de las muchacha de los dragones tiene ciertas similitudes con el comunismo, y se encuentra con las mismas piedras. Como ella fue vendida al peso, decide que es momento de terminar con la tiranía de los hombres malos gracias no tanto a la razón como a la fuerza bruta de sus saurios. El este esta integrado por ciudades estado donde se trafica con esclavos y que bien pueden remitir al antiguo Egipto mas que al medieval Desembarco del rey. Daenerys se irá cargando a todas las aristocracias que encuentre, pero a la hora de instaurar un nuevo orden se encontrará con las dificultades de que uno no puede pasarse por la piedra un orden social y sacarse otro mejor del sobaco. Como el mismo comunismo, su bonita teoría tendrá mala implementación práctica, al final la gente es mezquina y bueno, humana, detalle que se le olvida con frecuencia a muchos redentores de la humanidad. En realidad eso a ella le importa tres higos, su meta final es recuperar el asiento de metal para su familia y si sus buenas intenciones implican dejar un cisco de muy señor padre detrás eso ya no es cosa suya, ella les da la libertad, luego que se las apañen, al pueblo no se le puede dar todo que se adocena.

Así lo hace. Deja el pufo del este y cruza el mar para terminar de una vez con el asunto. Tiene tres dragones y viendo lo que pueden hacer, la cosa seria tan sencilla como ir a desembarco, freírlos a todos y san seacabó. Pero entonces se encuentra con el bastardo de Stark que, oh sorpresas, no es un bastardo sino que es su sobrino, hijo de un encuentro durante una romería de su hermana (algo suelta) y el hermano de la muchacha de los dragones y como la ley sálica no existe, heredero legitimo del trono. Sin embargo al muchacho eso del trono le da igual, es tan montaraz como su tio-padre, lo que quiere es que le deje sus dragones para cargarse a los frigozombies que pueden convertirse en un dolor de muelas para todos. Se celebra una reunión de todas las casas que quedan en pie. La reina mala les dice que les apoyara, que cuenten con ella, que igual tarda y si eso que vayan empezando, pero que ir va fijo.

Pero no lo hace. El bastardo se termina calzando a su tía (ir al comentario sobre las cuestiones pendientes de RR Martin y el incesto), juntos se cargan al ejercito de la noche que resulta no ser gran cosa y finalmente se encaminan a darle lo suyo a la reina por mala y porque coño, si quedamos en ir todos juntos a por los frigozombies luego no te eches atrás, quiero decir, si no querías ir, dilo desde el principio, malqueda, que eres una malqueda. Evidentemente gana quien tiene un dragón, (a esas alturas ya solo queda 1) el que saca un dragon y no lo utiliza es un parguela, pero a la muchacha se le va la flapa con el igualdad para todos y decide que la mejor manera de crear una sociedad nueva es partir de cero, hacer tabula rasa, Todo mal dice. El bastardo considera que freír a todo el mundo no es un buen comienzo, que no son formas ni maneras y que, igual, esta un poco loca (otro detalle, la locura se considera un asunto congénito pero la loca del coño es ella), por lo que termina dando matarile en un final digno de La venganza de Don Mendo. Conviene recordar que el es el legitimo heredero al trono, pero al fin de cuentas, su identidad secreta, una bomba que se ha escondido durante varios libros, le sirve para montar un dragón, experiencia que tampoco parece llenarle puesto que en cuanto puede vuelve al caballo y ya. ¿Que implicaba que fuese de sangre real? Aguardamos la respuesta.

Finalmente como hay que instaurar un nuevo orden se reúne un concilio de lo que queda, que a esa altura son enanos, tullidos, epilépticos, uno con el baile de San Vito y otro de Murcia. Deciden que se les ha ido un poco de las manos a todos, que en el mejor interés del pueblo que, repetimos, ha sido carne de cañón durante toda la serie o saga lo mejor es que reine el niño de los Starks que no sabia volar pero que mientras ha ido aprendiendo las artes de la clarividencia y que posiblemente, después de todo, sabia que todo esto estaba de pasar sin que le molestara mucho interceder para evitar la matanza, solución que se antoja temporal por cuanto no puede encendrar y que emplaza el asunto sucesorio a otro concilio posterior que no conoceremos.

El epílogo más interesante nos deja a la hija pequeña de los Stark, ahora evolucionada a ninja mortífera, embarcando rumbo a una tierra que no está en los mapas, a ver que se cuece por esos lares. Así queda la cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: