Lo que más me gusta es salir corriendo

Blog trepidante

Mitos (Trilogía de lo absurdo) – Pablo García

with one comment

Hubo un tiempo en que el pasatiempo habitual para ocupar los ratos de ocio era la lectura, dicho periodo coincidió, por desgracia, con el mismo en que un libro era un objeto de lujo para la mayor parte de la población. La humana necesidad de ficción y la escasa disponibilidad encontrarían  su punto de encuentro en el pulp, un contenedor barato y fácilmente intercambiable de diversos géneros que encontraría su apogeo en la Norteamérica de primera mitad del siglo veinte.

El pulp ejercería las funciones que hoy en dia cumplen las series (las series pueden considerarse su evolución natural), servir de entretenimiento popular y de desarrollo para géneros de diverso tipo. En el pulp cabía el género policíaco, pero también la ciencia ficción más o menos ortodoxa, las novelas bélicas y también las psicalípticas.

Pese a su carácter popular y diverso conviene no menospreciarlo, autores como Bukowski, Bradbury, Hammett, E. Howard o Chandler emplearían el formato en algún momento de sus carreras (Kilgore Trout era un autor pulp). Rastrear su influencia en la cultura popular norteamericano tampoco supone ningún reto, ejemplos claros de homenajes los encontramos en Pulp Fiction, pero también en el cine negro de los Coen o en muchos de los novelistas contemporáneos. Gran cantidad de generadores de cultura actual en diversos géneros, desde el policíaco a la ciencia ficción se educaron entre novelas de papel barato.
safe_image

¿Que pone de acuerdo esta heterogeneidad de autores y géneros?, Fernando Savater lo resume así: una ficción que se centra en la acción en si misma, sin preocuparse por los resortes que la desencadenan, predominando la acción pura, con el qué y el cómo imponiéndose sobre el porqué y con una predominancia la narración ágil y vibrante sobre la introspección proustiana.

Caronte, protagonista de la novela que nos ocupa, supone un homenaje en toda regla al pulp tal como Savater lo define. Es un tipo de acción que como el sr. Lobo se dedica a solucionar entuertos que encontrarían complicada solución a través de los los cauces oficiales, una actividad que le ha llevado a ver mucho y donde solo se sobrevive callando aún más.

Sobre la sombría e intrigante presencia de este personaje, de indisimuladas referencias mitológicas que el lector haría bien en no dejar pasar, el autor emplea el armazon de la novela negra para proyectarse y, desde el respeto a los principios del pulp, coquetear sin disimulo con el humor negro, la paradoja chestertoniana o la satira de Swift.

El lacónico Caronte se sitúa en el centro de una trama por donde desfilan personajes difícilmente calificables como inocentes y dónde todo se irá resolviendo de la manera en que los asuntos turbios suelen desenredarse, la que nadie espera.

Caronte supone un debut poderoso en un panorama nunca sobrado de sorpresas, un buen libro de entretenimiento (y algo más) pero, sobre todo, una carta de presentación que deja entrever el potencial de un autor que tiene mucho por contar.
Puedes hacerte con tu ejemplar aqui

Anuncios

Written by Anónimo

junio 18, 2018 a 10:25 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. 😍😍😍😍😍

    Elpablo

    junio 19, 2018 at 5:21 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: