Lo que más me gusta es salir corriendo

Blog trepidante

Monstruos Invisibles – Chuck Palahniuk

leave a comment »

En 1996 emergía en Portland un escritor americano con apellido polaco de estilo breve, conciso y con mucha mala leche acumulada. Era Chuck Palahniuk, con su primera obra publicada, Fight Club, el relato de un joven con ciertos problemas de disociación de personalidad. Fight club era el reflejo de la frustración, un chute de rabia que recogía deformadas muchas de las experiencias personales que el autor había elegido para apaciguar su frustración (acompañar a enfermos terminales, el proyecto Mayhem inspirado en la Cacophony Society etcetc)

La novela no fue un éxito inmediato, aunque con el tiempo llegase a ser adaptada en una gran producción fincherizada (incluso he leído la posibilidad de que acabe convertida en un musical) y sirviese de trampolín para que sus siguientes novelas si que lo fuesen, Superviviente y Asfixia.

Sin embargo El club de la lucha no era el primer intento del bueno de Chuck por colarse en el mercado, Imsomnia que sigue durmiendo el sueño de los justos y Monstruos invisibles, el primer intento serio, fueron antes. Esta ultima se editaría posteriormente y conforma, junto a las anteriormente citadas Asfixia y Superviviente, el primer ciclo de Palahniuk y en mi perspectiva el más interesante.

Para que te hagas una idea

¿Que encontramos en Monstruos?, bueno, de nuevo encontramos los tópicos de este ciclo, la inadaptación del protagonista, en este caso la protagonista, una modelo desfigurada que a través de la narración desordenada nos hace una critica despiadada y algo naive de una sociedad basada en la estética y el materialismo. Estamos por tanto ante el nihilismo, la rabia y el humor negro que encontraremos más afinado en Fight club (también el gusto por la truculencia y el impacto)

Como menciono, desde el punto de vista del estilo nos encontramos con una narración que ya rompe lo lineal y en la que podemos ver muy definido los rasgos que acompañan al autor, una propuesta minimalista posiblemente aún muy deudora de las grandes influencias del autor (Spambauer, Amy Hempel y Gordon Lish), con sus caballos, pistolas escondidas y demás conejos en la chistera apoyada en una colección de sloganes contundentes y autosuficientes mezclados con un premonitorio gusto por la viscera y la sangre.
El resultado, aunque interesante, posiblemente era merecedor del rechazo editorial. No un rechazo en plan, en tu puta vida mejor que te dediques a plantar cebollinos, sino un sigue por ahí que estas cerca (lo estaba). En muchos aspectos a Monstruos se le adivinan detalles muy interesantes, pero también desprende cierto aspecto a medio cocinar, aparte de que, aunque esto es común a Fight club, se le ven un poco demasiado las costuras y parece que el autor acaba de aplicar todas las técnicas recién aprendidas en el taller de escritura.
En definitiva, una obra irregular aunque interesante para profundizar en el universo Palahniuk, un prologo a El club de la lucha y preludio de su mejor escritura.

A partir de Nana, y con la llegada del éxito editorial y personal, la rabia se disiparía y la necesidad de epatar sin recurrir a la víscera también también, lo que daría paso a un Palahniuk mas escritor de genero (horror) que a mi como mencione ya me la trae un poco al pairo.

 

Anuncios

Written by Anónimo

agosto 5, 2013 a 6:37 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: